>

domingo, 4 de abril de 2010

Rojo, colorado.


Existen días negros, rosas... Pero también días rojos. Como en la película de Audrey Hepburn. El problema es que irme a Tiffany's no va a solucionar mis problemas, a parte de que el de Madrid no me gusta, Nueva York me pilla un poco lejos y no tengo dinero. Para mí son aquellos días, en los que te sientes confusa, nada te sale bien, tu cerebro parece una diadema (está ahí de adorno) y el mundo es un gran bollo de chocolate que estás deseando comerte pero que no puedes, y no porque engorde, sino porque tu cabecita, que está ahí cual diadema se tratara, no te lo permite. (Si el cerebro no funciona, tu boca tampoco, y las apetecibles ganas de comértelo no las recibes... Cero estímulos, se me entiende, ¿no?). Me siento como si estuviera enfrente de un escaparate de Prada. Te quedas petrificada, observando, pero no piensas en nada. Más tarde piensas, "oh Dios mío, que preciosidad" o "Pues este bolso me lo compraré cuando ahorre" o "Si ahorro tanto dinero en estos meses, me lo podré comprar" cualquier tontería por el estilo, (planes, a eso me refiero, observar el escaparte, es decir, tu vida, y hacer planes, pensar sobre ella...) pero mi vida es un escaparate vacío del cual me quedo mirando, sin decir frases estúpidas porque no hay nada, o si que lo hay, pero no lo encuentro. Los días rojos son aquellos días en los que te levantas con un optimismo increíble, y aunque la cama te pegue gritos para que vuelvas a ella, te levantas porque crees que es mejor aprovecharlo. Pero no, ese increíble escaparate de Prada que estás deseando observar y adorar está vacío, porque nada de lo que quieres hacer te sale bien. Con esta definición parece un día negro, pero no, porque el día negro es negro desde que te levantas hasta que te acuestas, y éste se va haciendo rojo a lo largo del día... Qué estupendo, ¿no?
Y veo cómo pasa el tiempo, cómo lo voy perdiendo y el día va haciéndose cada vez más oscuro. (Imaginaos todas las tonalidades del rojo, pues yo estoy en el más oscuro de todos). Y pienso, ¿y que hago yo ahora? ¿Qué hago con el bollo de chocolate? ¿Y con mi escaparate? ¿Mi vida? O mejor... ¿Qué hago con este puñetero día rojo? Porque sí, es rojo, no negro. Los días negros son aún peor... Creo que cerrar los ojos hasta mañana es la mejor solución...
Y aquí estoy, observando ese escaparte vacío, porque mi cerebro "diadema", mi mal humor y mi cabreo no me permiten ver que aunque el escaparate está vacío, al fin y al cabo, es un escaparate de Prada...



Prometí no escribir una entrada sin tener al menos un comentario (soy muy orgullosa), pero necesitaba escribir o "desahogarme" en mi Tiffany's particular...





Pa.

8 comentarios:

Julia dijo...

me encanta la entrada. es mi pelicula favorita y eso es exactamente lo ke siento este mes atras. es uno de esos momentos sin sentido, que pierdes el rumbo y quieres irte de Madrid para no volver pero no puedes, y si lo consiguieses acabarias volviendo. a ver a la misma gente, a estudiar lo mismo...me encanto el blog, y x cierto m preguntaste ke estudiaba, arquitectura, y ya me queda menos para volver al matadero...puff. tu ke estudias? un beso! te sigo

Elena dijo...

Gracias Paloma! Me ha gustado mucho tu definición particular de los días rojos, a veces tenemos unos días mejor que otros...No te comente en tu entrada anterior, por falta de tiempo, si saco un ratin libre, te hago el test! Las vacaciones genial, cortas!! Vi una peli el otro día compradora compulsiva, no es que sea profunda ni nada, vamos para pasar el rato está bien, el argumento es bastante predecible jeje
mUA

bAúl y mEdio dijo...

Por favor , sigue desahogándote así......;).
Tienes toda la razón del mundo , aunque para esos días rojos creo que le vá muy bien el acordarse del ¨ carpe diem ¨.
En esta vida nunca se sabe.....
Además del rojo al rosa sólo hay un paso.......! tiñe los días de blancas ilusiones y actúa¡ que no te quede nunca en el tintero ningún ........¨podía haberlo intentado¨ ;P.
muaSS.
PD. Leo todas y cada una de tus entradas aunque no siempre comente ...y como yo seguro que muxa gente !

Una flor en la mano dijo...

Te entiendo perfectamente, ojala no lo entiendiese! xD.

Ya verás como mañana será otro día. Has viajado a muchos sitios, pues cuando estes así piensa en eso, en algún lugar que te haya encantado. Yo me quedo con Petra y con la sala hipóstila del templo de Karnak en Luxor



Besos guapa

A. dijo...

me encanta Desayuno con diamantes, y más este fragmento. Todas tenemos días rojos, pero también negros y grises, pero por suerte existen los rosas, naranjas, verdes!

bss

Je m'apelle Paloma dijo...

Gracias a todas por vuestros comentarios :)
Hacéis que un día rojo sea más "rosado"...

Vane dijo...

No se porque será, pero estos días rojos yo también los patezco a menudo...
Muchas gracias por tu comentario en nuestro blog.
Un besiño

Una flor en la mano dijo...

Estará genial ver las fotos de tus viajes!! Pero cuentalos también -espero no pedir mucho, xD-, me encanta leer las expericiencias viajeras, se aprende mucho.

Yo he puesto alguna cosita de viajes, pero tengo pendiente subir más, o hacer otro blog, ya vere.

Besos guapa

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...